Devocionário ao Preciosíssimo Sangue de Jesus – Parte 1

= Parte 1 =

Orações Tradicionais da Igreja Católica ao Preciosíssimo Sangue de Jesus

(Em espanhol. Oportunamente serão traduzidas para o português)

+++++++

DEVOCIONARIO de los MISIONEROS DE LA PRECIOSA SANGRE

(Fonte: MISIONEROS DE LAPRECIOSA SANGRE)

+++++++

Devocionario C.PP.S.

Oraciones a la Sangre de Cristo

MISIONEROS DE LAPRECIOSA SANGRE

 

MISIONEROS DE LAPRECIOSA SANGRE

MISSIONARIES OF THEPRECIOUS BLOOD

431 E. Second St. Dayton OH 45402-1764 937-228-9263

Sirviendo en los Estados Unidos, Chile, El Perú, Guatemala
y Colombia.

cpps-preciousblood.org

DEVOCIONARIO de los MISIONEROS DE LA PRECIOSA SANGRE

Provincia de Cincinnati

++++++++++++++++

TABLA DE CONTENIDOS

= PARTE 1 = 

  1. Introducción a la espiritualidad de la Sangre de Cristo 
  2. Ofrecimientos 
  3. – Los siete ofrecimientos de la Preciosa Sangre (tradicional)
  4. – Los siete ofrecimientos de la Preciosa Sangre II 
  5. – Ofrecimiento cotidiano 
  6. Letanías 
  7. – Letanías a la Preciosa Sangre 
  8. – Letanías a la Preciosa Sangre II 
  9. – Letanías a la Preciosa Sangre III
  10. – Letanías a la Virgen María (tradicional) 
  11. – Letanías a nuestra Señora de la Preciosa Sangre 

Introducción a la espiritualidad de la Sangre de Cristo

Muchas veces desde los primeros meses de nuestro ministerio pontificio —y nuestra palabra, anhelante y sencilla, se ha anticipado con frecuencia a nuestros sentimientos— ha ocurrido que invitásemos a los eles en materia de devoción viva y diaria a volverse con ardiente fervor hacia la manifestación divina de la misericordia del Señor en cada una de las almas, en su Iglesia Santa y en todo el mundo, cuyo Redentor y Salvador es Jesús, a saber, la devoción a la Preciosísima Sangre. (San Juan XXIII, Inde a primis, 1960)

La devoción a la Sangre de Cristo ha sido una parte de la vida cristiana desde el tiempo del Nuevo Testamento. Hay muchas referencias del derramamiento de la Sangre de Jesús en los Evangelios, en las cartas, y en el libro del Apocalipsis. Por ejemplo, en la primera carta de San Pedro leemos: “no fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir heredada de vuestros padres con cosas perecederas como oro o plata, sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre de Cristo.”

O bien, en la carta a los Efesios: “vosotros, que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido acercados por la sangre de Cristo.”

Durante dos mil años de la historia cristiana, la Sangre de Cristo ha sido el signo poderoso de “la manifestación divina de la misericordia del Señor”. En modo especial, la devoción llegó a ser más destacada en el siglo XIX por medio de la vida y ministerio de San Gaspar del Búfalo, fundador de los Misioneros de la Preciosa Sangre. Hoy, doscientos años después de la fundación de esa congregación, los hijos de San Gaspar continúan promoviendo la espiritualidad de la Sangre de Cristo.

Este devocionario contiene oraciones tradicionales y contemporáneas, que fomentan una espiritualidad de la Preciosa Sangre. Como el Padre Ernesto Ranly, CPPS, Misionero en el Perú por muchos años, escribió: “Las devociones a la Sangre de Cristo encajan dentro de lo que es la espiritualidad de la Sangre. Diariamente… los cristianos practican tradiciones y devociones muy antiguas a la Sangre de Cristo. Su fe y sus oraciones, su vida diaria y sus compromisos con la justicia y con la caridad crecen y se profundizan por la espiritualidad de la Sangre de Cristo”.

La espiritualidad de la Preciosa Sangre nos invita a la transformación de la vida. Esta espiritualidad, como dice el P. Ranly, es bíblica, centrada en Cristo, y eucarística, y nos ayuda para esta escuchar los gritos de la sangre en nuestro mundo hoy. Las devociones en este librito son una ayuda para una auténtica espiritualidad, porque todos los cristianos están llamados a ser misioneros discípulos de la Sangre de Cristo. Para tener la fuerza para esta vocación, necesitamos beber de la divina misericordia, del cáliz de la Sangre de Jesucristo.

San Juan Pablo II dijo: “La Preciosa Sangre nos habla del gozo más grande: el de sabernos amados por Dios”.

Que las oraciones en este librito les ayuden a experimentar ese gozo.

OFRECIMIENTOS

Los siete ofrecimientos de la Preciosa Sangre (tradicional)

1 – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Todos: Por la gloria de tu santo nombre, por la venida de tu Reino, y por la salvación de toda la humanidad.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

2  – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz, y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por el crecimiento de la Iglesia, por el Sumo Pontífice N . . . N . . ., por los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y por la santificación de todo el pueblo de Dios.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

3 – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz, presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por la conversión de los pecadores, por la dócil aceptación de tu Palabra y por la unidad de todos los cristianos.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

4 – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por las autoridades civiles, por las buenas costumbres públicas y por la paz y justicia entre los pueblos.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

5 – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por la santi cación del trabajo y del dolor, por los pobres, los enfermos, los a igidos y por los que se han encomendado en nuestras oraciones.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

6 – Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por nuestras necesidades espirituales y temporales, y por las de nuestros parientes, bienhechores, amigos y enemigos.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

7-  Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, derramada en la cruz y presentada en sacri cio cada día sobre el altar:

Por todos los hoy han de morir, por las almas que esperan en Purgatorio y por nuestra unión con Cristo en su gloria.

Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Todos: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos y los siglos. Amén.

Lector: Sin cesar alabemos y demos gracias a Jesús.

Todos: Que nos ha redimido con su Sangre.

¡Gloria a la Sangre de Jesús!

– ¡Ahora y siempre!

 

Los siete ofrecimientos de la Preciosa Sangre II

1 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Para que tu nombre sea santi cado, para que el Reino orezca en el corazón de la humanidad, para que tu voluntad se cumpla en toda la tierra.

Gloria al Padre . . .
Como era . . .
Te alabamos y bendecimos
Porque nos has redimido con tu Sangre.

2 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Por la evangelización de todos los hombres, por las intenciones del movimiento ecuménico, por la renovación de tu Iglesia.

Gloria al Padre . . .
Como era . . .
Te alabamos y bendecimos
Porque nos has redimido con tu Sangre.

3 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Para que el bien domine sobre el mal, para que los bautizados seamos testigos eles de tu amor, para que los pecadores se conviertan en la Buena Noticia.

Gloria al Padre . . .
Como era . . .
Te alabamos y bendecimos
Porque nos has redimido con tu Sangre.

4 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Por la implantación de los derechos humanos, porque las instituciones públicas gobiernen en democracia.

Gloria al Padre . . .

Como era . . .

Te alabamos y bendecimos

Porque nos has redimido con tu Sangre.

5 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Por la igualdad de todos los pueblos y razas, por un mayor equilibrio entre el Norte y Sur, por la justa distribución de la riqueza y el trabajo, por un mundo más generoso y solidario.

Gloria al Padre . . .

Como era . . .

Te alabamos y bendecimos

Porque nos has redimido con tu Sangre.

6 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos  por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Por las necesidades de esta familia y comunidad, por las nuestras y las de nuestros seres queridos, por nuestros enemigos.

Gloria al Padre . . .

Como era . . .

Te alabamos y bendecimos

Porque nos has redimido con tu Sangre.

7 – Señor, Padre de las misericordias, te alabamos y bendecimos por la Sangre de tu Hijo derramada desde la Cruz:

Te damos gracias por el Cáliz de Comunión y lo ofrecemos:

Por quienes y pasaron el trance de la muerte, por todos los que hoy gozarán de tu presencia, por nuestra esperada unión con Cristo en la gloria.

Alabamos y bendecimos la Sangre de Jesús.

Ahora y siempre.

 

Ofrecimiento cotidiano

Padre Eterno, te ofrecemos la Sangre Preciosa de Jesús, para el perdón de nuestros pecados, en sufragio de nuestros hermanos difuntos, y por las necesidades de la santa Iglesia.

 

LETANÍAS

Letanías de la Preciosa Sangre (Tradicional)

Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, ten misericordia de nosotros. Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial:

Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo: Dios Espíritu Santo:

Santa Trinidad, un solo Dios:

Sangre de Cristo, unigénito del Padre eterno:

Sálvanos.

Sangre de Cristo, Verbo de Dios encarnado:
Sangre de Cristo, del Nuevo y eterno Testamento: Sangre de Cristo, que corrió hasta la tierra en la agonía:

Sangre de Cristo, vertida copiosamente en la agelación:
Sangre de Cristo, que manó en la coronación de espinas:

Sangre de Cristo, derramada en la cruz:

Sangre de Cristo, precio de nuestra salvación: Sangre de Cristo, sin la cual no hay perdón:
Sangre de Cristo, bebida y puri cación en la Eucaristía: Sangre de Cristo, río de misericordia:
Sangre de Cristo, vencedora de los demonios: Sangre de Cristo, fortaleza de los mártires:
Sangre de Cristo, virtud de los confesores:
Sangre de Cristo, germen de vírgenes:
Sangre de Cristo, fuerza de los que están en peligro: Sangre de Cristo, descanso de los que trabajan: Sangre de Cristo, consuelo en el llanto:
Sangre de Cristo, esperanza de los penitentes: Sangre de Cristo, alivio de los moribundos:
Sangre de Cristo, paz y dulzura de los corazones: Sangre de Cristo, prenda de vida eterna:
Sangre de Cristo, que libras las almas del Purgatorio: Sangre de Cristo, dignísima de todo honor y gloria:

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Ten misericordia de nosotros.

Nos has redimido, Señor, con tu Sangre:

Y nos has hecho un Reino para nuestro Dios

Oremos:

Señor Dios todopoderoso, que para gloria tuya y salvación de los hombres constituiste a Cristo sumo sacerdote, concede al pueblo cristiano adquirido para ti, por la sangre preciosa de tu Hijo, recibir en la eucaristía, memorial del Señor, el fruto de la pasión y resurrección de Cristo. Que vive y reina contigo.

 

Letanías de la Preciosa Sangre II/ Letanías de Redención (J. Nassal, C.PP.S.)

Insufla en nosotros . . . el soplo de vida.
En tu aliento hay paz . . . redímenos, oh Cristo
En tu aliento hay memoria . . . recuérdanos, oh CristoEn tu aliento hay vida . . . recréanos, oh Cristo
Tu sangre es preciosa . . . redímenos, oh Cristo
Tu sangre es promesa . . . recuérdanos, oh Cristo
Tu sangre está llena de vida . . . recréanos, oh CristoTu sangre es compasión . . . ten piedad de nosotros

Tu sangre es contento
Tu sangre es confrontación
Tu sangre riega la tierra . . . devuélvenos a la vida
Tu sangre empapa el suelo
Tu sangre refresca el alma
La sangre de los pobres . . . es preciosa para ti
La sangre de los mártires
La sangre de los no-nacidos
La sangre de los acusados
La sangre de los inocentes
La sangre de los enemigos
La sangre de los perdidos
La sangre de los solitarios
La sangre de los jóvenes

La sangre de los ancianos

La sangre de los desesperanzados
La sangre de los oprimidos
La sangre de los injustos
La sangre de las víctimas
La sangre de los prisioneros
Copa de sufrimiento . . . redímenos
Cruz de compromiso
Alianza de amor
Altar de sacrificio
Cáliz de reconciliación
Sangre de Cristo . . . recuérdanos
Sangre de nuestros ancestros
Sangre de aquellos condenados injustamente Sangre de Gaspar y de María De Mattias Sangre de nuestra comunidad
Tu sangre es fuente de fe . . . recréanos
Tu sangre es arroyo de misericordia
Tu sangre es río de vida
Elevamos nuestras manos en oración . . .

¡márcanos con tu Sangre!

Bebemos la copa del sufrimiento Abrazamos la cruz de la victoria Renovamos la alianza de amor

Vivimos la liberación ganada para nosotros Hemos lavado nuestras túnicas en tu sangre . . .

¡abre nuestros corazones!

Hemos lavado nuestras manos en tu sangre Hemos lavado nuestras esperanzas en tu sangre Nos has redimido, oh Cristo, con tu sangre; . . .

por tus heridas somos sanadosPor tus heridas . . . somos sanados

 

Letanías a la Preciosa Sangre III (A. Naseman, C.PP.S.)

Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, ten misericordia de nosotros. Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial:

Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo:
Dios Espíritu Santo:
Santa Trinidad, un solo Dios:
Sangre de Jesús, que clama a Dios desde la tierra:

¡Sálvanos!

Sangre de Jesús, derramada en holocausto tras holocausto:
Sangre de Jesús, vertida en los asesinatos:
Sangre de Jesús, víctima de las matanzas en la guerra: Sangre de Jesús, derramada por los escuadrones de la muerte:

Sangre de Jesús, emanando en las persecuciones: Sangre de Jesús, vertida profanamente en las guerras “religiosas”:
Sangre de Jesús, corriendo fría en los que tienen miedo:

Sangre de Jesús, esperanza en tiempo de terror: Sangre de Jesús, fuente de justicia:
Sangre de Jesús, vino nuevo de compasión:

Sangre de Jesús, canto triunfal de liberación: Sangre de Jesús, re ejo del amor universal: Sangre de Jesús, solidaria con nuestro mundo:

Sangre de Jesús., la nueva creación:

Sangre de Jesús, desperdiciada en los abortos: Sangre de Jesús, a igida con leucemia:
Sangre de Jesús, heredada de anemia:
Sangre de Jesús, plagada con HIV y con SIDA:

Sangre de Jesús, debilitándose con la edad:
Sangre de Jesús, derramada en nuestras carreteras: Sangre de Jesús, fuente de vida nueva en el seno materno:

Sangre de Jesús, pulsando en los cuerpos de la juventud: Sangre de Jesús, dando calor a los corazones de los amantes:
Sangre de Jesús, uyendo en la venas de cada raza y pueblo:

Sangre de Jesús, reuniéndonos en el Bautismo: Sangre de Jesús, limpiándonos en la Reconciliación: Sangre de Jesús, alimentándonos en la Eucaristía; Sangre de Jesús, sanándonos de la Unción de los Enfermos:

Sangre de Jesús, fortaleciéndonos en nuestra vocación:

Sangre de Jesús, consagrándonos en al celibato:

Sangre de Jesús, estandarte de nuestra Congregación:

Sangre de Jesús, lazo de unión de nuestra Comunidad: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Perdónanos.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Escúchanos.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Nos has redimido, Señor, con tu Sangre.

Y nos has hecho un Reino para nuestro Dios.

Oración

Oh Dios de Amor, sabemos que somos realmente consagrados a la Sangre Preciosa de tu Hijo cuando valoramos la vida de cada persona y cuando consideramos su Sangre Preciosa. Te pedimos que nos ayudes a realizar esto por los méritos de la Sangre de Jesús. Amén.

Letanías de la Santísima Virgen María

Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo, ten misericordia de nosotros. Señor, ten misericordia de nosotros. Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

Dios Padre Celestial:

Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo Redentor del Mundo . . .

Dios Espíritu Santo . . .
Santa Trinidad un solo Dios . . .

Santa María . . .

Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios . . .

Santa Virgen . . .
Madre de Cristo . . .

Madre de la Iglesia . . .

Madre purísima . . .

Madre castísima . . .

Madre y Virgen . . .

Madre Santa . . 

Madre inmaculada . . .

Madre amable . . .

Madre admirable . . .

Madre del buen consejo . . .

Madre del Creador . . .

Madre del Salvador . . .

Virgen prudente . . .

Virgen digna de respeto . . .

Virgen digna de alabanza . . .

Virgen poderosa . . .
Virgen acogedora . . .

Virgen el . . .
Ideal de santidad . . .
Morada de la sabiduría . . .
Causa de nuestra alegría . . .
Templo del Espíritu Santo . . .

Honor de la humanidad . . .
Modelo de entrega a Dios . . .
Rosa escogida . . .
Fuerte como la torre de David . . .

Hermosa como la torre de mar l . . .

Casa de oro . . .
Arca de la Nueva Alianza . . .
Puerta del cielo . . .
Estrella de la mañana . . .
Salud de los enfermos . . .
Refugio de los pecadores . . .

Consoladora de los afligidos . . .

Auxilio de los cristianos . . .

Reina de los ángeles . . .
Reina de los patriarcas . . .

Reina de los profetas . . .

Reina de los apóstoles . . .
Reina de los mártires . . .
Reina de los que viven su fe . . .
Reina de los que se conservan castos . . .

Reina de todos los santos . . .

Reina concebida sin pecados original . . .

Reina subida al cielo . . .
Reina del santo rosario . . .
Reina de la paz . . .

Reina del Mundo . . .
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo: Óyenos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo: Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa María de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de nuestro Señor Jesucristo.

Te rogamos Señor concedas a tus siervos gozar de continua salud del alma y del cuerpo y por la glo- riosa intercesión de la Bienaventurada Virgen María ser liberados de las tristezas presentes y gozar de la eterna alegría. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

 

Letanías a Nuestra Señora de la Preciosa Sangre

(D. Caal, C.PP.S., y B. Fischer, C.PP.S.)

 

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

María, diste tu sí al proyecto de Dios:

Ruega por nosotros.

María, Modelo de consagración a Dios . . .
María, Invitación a la comunión con el Padre y con Cristo . . .
María, Modelo de delidad en el seguimiento de Cristo . . .
María, generosa hasta la entrega total . . .
María, Voz impulsora de la unión entre la familia humana . . .
María, Fruto admirable de la redención . . .
María, Rostro de la persona nueva redimida por Cristo . . .
María, Que suscita en los creyentes plegarias de ternura, de dolor y de esperanza . . .
María, Sacramento de la vida . . .
María. Mensajera de la Buena Nueva del Reino de Dios . . .

María, Voz de los que no tiene voz . . .
María, Apoyo para los que luchan por su dignidad y su comunidad . . .
María, Mujer fuerte en la pobreza y en el sufrimiento . . .
María, Defensora de los no nacidos y de los ancianos . . .

María, compasiva con los olvidados y postergados . . .

María, Madre de ternura para los pequeños y los inválidos . . .
María, Protectora de los huérfanos, las viudas y los desempleados . . .
María, Esperanza de los enfermos, drogadictos y alcohólicos . . .
María, Fortaleza de los perseguidos y secuestrados . . .

María, agonizante con los torturados y asesinados . . .

María, solidaria con los desposeídos, marginados, oprimidos y explotados . . .
María, Imagen de la verdadera liberación de la mujer . . .

María, presente con las mujeres ultrajadas por la vida . . .

María, Consuelo de las madres angustiadas, abandonadas, burladas y solteras . . .
María, Compañera de las sirvientas y niñeras . . .

María, encarnada en la diversidad de la raza humana . . .

María, Madre morena de América Latina . . .
María, Sacramento del rostro indio de Dios . . .

María, solidaria con los indígenas y afroamericanos . . .

María, Testigo de las luchas y de la sangrienta historia de nuestros pueblos . . .
María, Voz de las culturas masacradas y silenciadas . . .

María, Anuncio de Resurrección para los pueblos del tercer mundo . . .

María, Nuestra Señora de la Preciosa Sangre . . .

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Perdónanos. Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo:

Ten misericordia de nosotros.

Oración

Madre del dolor y de la esperanza, que estás de pie junto a la cruz, quédate con nosotros y permanece al lado del que sufre.

Ruega por tus hijos solitarios, desnudos, perseguidos y sufrientes.

Enjuga nuestras lágrimas y despierta en nosotros la esperanza en la vida plena y en el mundo nuevo que vendrá. Amén.

 +++++++++++++

Share This:

Deixe uma resposta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.